Inscribѐse al Mundo de los Microbios

...con iTunes:

iTunes

..con Miro

Miro Video Player

...con web-based podcatchers:

ngsub1

add2netvibes

addtomyyahoo4

google-add

pageflakes

...con otra cosa:

feed-icon-12x12-orange View RSS Feed

mail-icon-16x16 Email

Obtenga más información sobre otros podcatchers:

badge_juice


Mundo de los Microbios

Sobre Mundo de los Microbios

El Mundo de los Microbios es un programa educativo que consta de podcasts semanales dirigidos a mejorar la comprension y apreciacion del rol vital que los microorganismos juegan en nuestro planeta y promover la microbiologia.

El Mundo de los Microbios produce 52 programas unicos anualmente que resaltan los procesos de descubrimiento, cambios historicos en la investigacion, asi como una variedad de carreras cientificas en la industria, academia y el gobierno.

Cada episodio de PodCast incluye segmentos con cientificos de vanguardia y es revisado por un panel de cientificos con peritaje en diferentes campos de investigacion para asegurar la confiabilidad del contenido.

Mundo de los Microbios - Episodio 28

Los temas que vamos a tratar esta semana son: plásmidos, estructuras productoras de esporas (“fruiting bodies”), sociomicrobiología, y el acto de lavarse las manos en las diferentes culturas.

Plásmidos

Los plásmidos son pedazos de adn móviles que tienen un pasaje para para circular en células bacterianas. Ellos transportan genes y pueden moverse dentro de una célula unica o pasar de una célula a otra, de la misma forma en que nosotros cambiamos de autobús o de tren. Estos viajeros genéticos suelen ofrecer funciones de supervivencia a cambio de alojamiento y comida. Estas funciones ayudan a las bacterias, pero los los plásmidos no son huéspedes del agrado de los seres humanos.

Esto se debe a que los plásmidos pueden recombinarse en otro material genético dentro de las bacterias, permitiendo a las células resistir a los antibióticos o producir toxinas.


Gary Dunny, un catedrático de la universidad de minnesota, afirma que, en ciertos casos, los plásmidos transportan factores de resistencia antibiótica y virulencia, que pueden incrementar la capacidad de la bacteria huésped para sobrevivir en un entorno determinado, como por ejemplo un paciente que está siendo administrado con antibióticos en un hospital.

Según el profesor Dunny, un plásmido es básicamente un segmento desnudo de dna en busca de un lugar agradable y cómodo para vivir. Pero los plásmidos son una de las principales razones por las que los microbios adquieren rápidamente resistencia a los antibióticos. En la actualidad, los científicos están explorando métodos para proteger ciertos medicamentos contra aquellos plásmidos que proporcionan resistencia a las bacterias huésped.

Estructuras productoras de esporas (“fruiting bodies”)

Myxococcus xanthus (mix-0-cok-kus zahn-toos) es el nombre de una fascinante bacteria que se agrupa con otras en tiempos de estrés. En menos de medio día, este grupo desorganiz

ado de indeseables se puede convertir en una unidad de supervivencia de élite.

Myxococcus xanthus vive principalmente en el suelo como una biopelícula viscosa y sus colonias más grandes y coloridas pueden verse a simple vista. Predador en la naturaleza, un enjambre de myxococcus xanthus puede coordinar movimientos celulares para engullir a sus presas, que suelen ser otras bacterias.   

Pero además, para las ocasiones en que no hay alimento disponible, este microbio ha desarrollado una estrategia para esperar su proxima comida.

Wenyuan Shi (wen-yhan she), catedrático de la universidad de california-los ángeles, considera que una de las acciones más extraordinarias de myxococcus se produce cuando el organismo atraviesa períodos de inanición.


El profesor Shi afirma que en dichos períodos, estos microbios se agrupan y forman una estructura multicelular llamada estructura productora de esporas (“fruiting bodies”). Son capaces de crear un micro-entorno para poder sobrevivir.   

Se necesitan unas doce horas y más de cien mil células de myxococcus para formar una estructura productora de esporas. Las células del centro de cada estructura productora de esporas se convierten en esporas de alta resistencia capaces de soportar condiciones de inanición, calor o sequía.

Sociomicrobiología

Hace veinte años los científicos no tenían la menor idea de que las bacterias pueden comportarse como los seres humanos. Una única bacteria puede replicarse a sí misma para formar una comunidad. Pero las bacterias también se reclutan entre sí para formar estructuras complejas como las biopelículas, que son resistentes a los antibióticos. El estudio de cómo las b

acterias se comunican tanto entre sí como en colonias se denomina sociomicrobiología.

E. Peter Greenber, catedrático de la universidad de Washington, pertenece a un grupo de científicos especializados en sociomicrobiología.

El profesor Greenberg afirma que hay gente que cree que él se dedica a escuchar a las bacterias. Las escucha hablar entre sí, ha aprendido algunas de sus reglas de comportamiento y sabe cómo comunicarse con ellas para que hagan cosas.


Los seres humanos y los animales pueden ser portadores de bacterias infecciosas que son inofensivas en pequeñas cantidades. Pero las bacterias pueden emitir el equivalente químico de una orden de búsqueda y captura a células similares e incluso a otras especies bacterianas. Este comportamiento se denomina percepción por quórum. En masa, las bacterias pueden formar estructuras inmunes a los antibióticos. De modo que la sociomicrobiología está ayudando a los investigadores, entre otras cosas, a hablar con las bacterias en su mismo idioma con el objeto de hacer todo lo posible para arruinarles su vida social.

El acto de lavarse las manos en las diferentes culturas

La organización mundial de la salud ha establecido lineamientos para reducir el número de infecciones que se adquieren en los hospitales. Tener las manos limpias es la primera de su lista de recomendaciones. Si los trabajadores de la salud tienen siempre las manos limpias lavándoselas y frotándoselas con alcohol, los hospitales pueden reducir significativamente la propagación de enfermedades infecciosas mortales.

Pero para algunas personas lavarse las manos puede ser un tema delicado, afirma benedetta allegranzi, investigadora de la universidad de verona en italia que ha estudiado los aspectos culturales y religiosos de la higiene manual.

Por ejemplo, el uso de productos que contienen alcohol puede ser problemático para seguidores de religiones que prohíben beber alcohol. También se dan problemas culturales, afirma la doctora allegranzi, porque en algunas tradiciones rituales los participantes están acostumbrados a lavarse las manos con jabón y no con alcohol.

Pero frotarse las manos con productos que contienen alcohol es un procedimiento muy efectivo y barato de desinfectar las manos.  Por tanto, la doctora allegranzi recomienda que la oms instruya a los trabajadores de la salud de las ventajas de utilizar estos productos en aquellos países donde el uso del alcohol es problemático.

Mundo de los Microbios - Episodio 27

Los temas que vamos a tratar esta semana son:  atracción electrostática, controlar el poder de los virus, combustible de chocolate e insectos que se automedican.

Atracción electrostática

Ciertos tipos de bacterias son capaces de reunirse y actuar como un organismo multicelular utilizando una comunicación célula a célula denominada percepción de quórum. Algunos de los patógenos más virulentos utilizan la percepción de quórum para coordinar ataques al cuerpo humano formando biopelículas gruesas e

impenetrables. Kevin Eboigbodin (uh-boyg-buh-din), de la universidad de sheffield en reino unido, está interesado en averiguar cómo las bacterias que se agrupan consiguen unir sus células.

El profesor eboigbodin dice que si pudiese comprender cómo interactúan las células podría controlarlas en lo que se refiere a la formación de biopelículas, en la prevención de enfermedades y para su uso en diversas aplicaciones biotecnológicas.

Eboigbodin cree que la percepción de quórum se inicia con cambios en la carga electrostática de la superficie de la célula de una bacteria. Para comprobar esta idea utilizó dos cepas de bacterias prácticamente idénticas, una que utiliza percepción de quórum y otra que no, y estudió sus interacciones. descubrió que la cepa que utiliza percepción de quórum alteró la carga de la superficie de sus células, un descubrimiento que podría explicar cómo las bacterias se extienden y literalmente se tocan entre sí para formar biopelículas.

Controlar el poder de los virus

Si ha sufrido usted un resfriado común ya sabe lo que es el poder de un virus. Se infiltran en las células, les inyectan adn y se reproducen. Ahora los investigadores del mit han descubierto un método para que estos malvados sean útiles... como biobacterías naturales.                        

Para angela belcher, investigadora del equipo del mit, el objetivo de la investigación es aprovechar los procesos evolutivos naturales que poseen los organismos para utilizarlos en la fabricación de materiales de gran importancia tecnológica.    

La profesora belcher afirma que manipulando el adn de un bacteriófago -un virus que solo infecta a las bacterias- pueden codificarlo de forma específica para que absorban óxido de cobalto y oro, materiales necesarios para construir un electrodo de batería.

Una vez codificado, el bacteriófago se ensambla de forma natural con un diminuto alambre de electrodo, un ánodo de batería muy delgado, pequeño y flexible. Combinado con un cátodo forma una batería que puede utilizarse para ordenadores portátiles, cámaras y otros aparatos electrónicos. y es, además, más beneficioso para el medio ambiente.

Combustible de chocolate

Para algunas personas poder alimentarse sólo con chocolate sería un sueño, pero para algunos microbios ese sueño ya se ha hecho realidad. Investigadores de la universidad de birmingham en reino unido han decidido aprovechar su proximidad a una fábrica de chocolate cadbury y pedir que les lleven al laboratorio los residuos del chocolate.  

El microbiólogo david penfold explica el proceso: las bacterias que son cepas no patógenas de e. coli son alimentadas con chocolate en entornos sin oxígeno; en esas condiciones consumen chocolate y producen una serie de ácidos que dan lugar a condiciones hostiles. Para solucionar este problema convierten algunos de los ácidos en gas de hidrógeno, el cual atraviesa una pila de combustible que convierte ese hidrógeno en electricidad. esta electricidad puede ser utilizada para hacer funcionar dispositivos diversos.    

El doctor penfold y su colega lynne macaskie conectaron la electricidad generada por el hidrógeno de las bacterias a un pequeño ventilador. mientras les duró el alijo de chocolate, los microbios produjeron energía suficiente para hacer funcionar el ventilador.

La doctora macaskie afirma que no cree que existan suficientes residuos de chocolate para solucionar los problemas energéticos del planeta, pero es un comienzo en la dirección adecuada.                              

Y añade que otros tipos de residuos, como los que se suelen echar en la pila de compost, también podrían generar energía.

Insectos que se automedican

Cuando las personas piensan que han cogido un resfriado un plato caliente de sopa o un poco de ginger ale puede devolverles la vitalidad. estos alimentos tienen un efecto calmante y proporcionan la energía necesaria para combatir las infecciones. Una reciente investigación ha demostrado que los insectos también recurren a ciertos alimentos reconstituyentes cuando están enfermos.

Los insectos encuentran a diario virus, bacterias, hongos y otros patógenos causantes de enfermedades. Para mantenerse sanos necesitan energía y eso requiere una dieta nutritiva. Los investigadores se preguntaron si el tipo de comida que come un insecto determina el nivel de éxito con el que pueden enfrentarse a patógenos potenciales. Un equipo a cargo de kwang pum lee de la universidad nacional de seúl en corea decidió comprobar si las orugas cambiaban sus hábitos alimentarios cuando enfermaban.                                   

El grupo del profesor lee infectó orugas con un virus y después las dejó escoger los alimentos que iban a comer. Los investigadores descubrieron que las orugas que sufrieron una infección cambiaron una dieta equilibrada a otra alta en proteínas. Otros experimentos demostraron que consumir elevadas cantidades de proteínas reforzaba el sistema inmunitario, lo que indica que las orugas saben como automedicarse.

Mundo de los Microbios - Episodio 26

Los temas que vamos a tratar esta semana son: combustible fabricado a base de azúcar, microbiología frente a diseño inteligente y zoológicos en la mira.

Combustible fabricado a base de azúcar

Ya hemos oído hablar de la idea de que los coches funcionen con etanol extraído del maíz. Sin embargo, existe otra fuente de etanol mucho más abundante: los científicos la llaman biomasa, pero para nosotros son los típicos desechosagrícolas más otros productos vegetales. la biomasa tiene el potencial de satisfacer las necesidades energéticas de nuestro país.

Bruce Dale, catedrático de la universidad estatal de michigan, lleva varias décadas investigando un proceso que permita transformar eficazmente productos vegetales en etanol.

El profesor Dale afirma que hay 650 kilos de azúcar potencialmente disponibles en una tonelada de hierba, pero aún no podemos obtener el azucar con tanta eficiencia.

El principal obstáculo en el proceso estudiado por el profesor dale es que las plantas estás hechas con un material muy resistente llamado celulosa. Ese material es difícil de descomponer en los azúcares que los microbios fermentan para producir etanol. Pero el profesor Dale está convencido de que no está lejos el momento en que dispondremos de la tecnología que convertirá la biomasa en un sustituto eficaz de la gasolina.

En su opinión, si se concentrasen todos los esfuerzos necesarios, en cinco años podríamos tener instalaciones en este país con capacidad para producir más de tres mil millones de litros al año de combustible celulósico.

Lo que significa que llenaríamos los depósitos de nuestros vehículos son un combustible más barato y más ecológico.

Microbiología frente a diseño inteligente

Los científicos tienen que luchar a menudo contra aquellos que afirman que la evolución es una idea inverosímil. afortunadamente, la microbiología ofrece toda una serie de pruebas que apoyan la teoría de Darwin.

El argumento que más se esgrime contra la evolución es la teoría de la "complejidad irreducible". Se basa en la premisa de que algunos sistemas biológicos son demasiado complejos como para haber evolucionado de forma natural a partir de predecesores más simples.

Une ejemplo de complejidad irreducible que se utiliza a menudo es el flagelo, un apéndice con forma de látigo que permite moverse a los microbios. los que apoyan el diseño inteligente afirman que las intrincadas partes de un flagelo son demasiado interdependientes como para haber evolucionado por separado. Pero el microbiólogo Stanley Maloy, de la universidad estatal de San Diego, explica que los investigadores han probado precisamente todo lo contrario.

Según el profesor Maloy, hoy día sabemos que el argumento del diseño inteligente es totalmente falso. Es decir, hay partes de la estructura del flagelo que, en realidad, son funcionales por separado.

Maloy señala que, en este caso, disponemos de evidencias sólidas de que la evolución de estas estructuras complejas se produce en pequeñas etapas.

Otro argumento esgrimido por los defensores del diseño inteligente como prueba contra la teoría de la evolución es que no podemos observar directamente el proceso evolutivo. pero la microbiología también ofrece muchas oportunidades para ver dicho proceso en funcionamiento.

Un ejemplo es la resistencia antibiótica. los antibióticos eliminan la mayoría de las bacterias, pero utilizados incorrectamente permiten sobrevivir a ciertos microbios con mutaciones especiales. Esos mutantes pueden perpetuarse y frustrar los esfuerzos dirigidos a acabar con la enfermedad. Esto es precisamente evolución en acción.

Pero, ¿explica esto el desarrollo de nuevas especies?

El profesor Maloy indica  que en aquellos casos, especialmente en el ámbito de la microbiología, en los que se puede probar realmente que se está produciendo un proceso evolutivo, los defensores del diseño inteligente afirman que se trata de micro evolución. que son cambios pequeños, no el desarrollo de un nuevo organismo.

El profesor Maloy refuta esto diciendo que si se quieren pruebas de macroevolución, podemos fijarnos en la secuenciación del adn. si alineamos secuencias de organismos relacionados podemos ver cambios evolutivos. Estas secuencias de adn nos dicen que, efectivamente, la microevolución y la macroevolución se basan en los mismos principios.

Al profesor Maloy y a otros investigadores les preocupa que el diseño inteligente que se está enseñando en las escuelas afecte a la formación científica de los estudiantes. insiste en que la comprensión de la evolución es importante para el seguimiento de la propagación de enfermedades infecciosas, para diseñar vacunas y para proteger la salud de los seres humanos.

Zoológicos en la mira

En el año 2000 las 210 instituciones acreditadas que forman la asociación estadounidense de zoológicos y acuarios, también llamada a.z.a por sus siglas en inglés, unieron esfuerzos para crear un sistemas nacional de vigilancia. El objetivo era detectar una enfermedad emergente que afectaba a los animales salvajes causada por el virus del oeste del nilo. A estas instituciones se unieron el ministerio de agricultura de estados unidos, el departamento de pesca y vida salvaje y los centros para el control de enfermedades.

Dominic Travis, director del centro davee de epidemiología y endocrinología del parque zoológico lincoln de Chicago, afirma que el programa proporcionó fondos e infraestructura para realizar tests en animales conservados en zoológicos, especies en peligro y otros.

Estos mismos recursos de estudio y vigilancia se están empleando para detectar el virus h5n1, o gripe aviar, que hasta la fecha ha provocado la muerte de más de 90 personas.

El profesor Travis explica que, además del plan de vigilancia, se ha diseñado un protocolo de respuesta para el caso de que se produzca un brote de la enfermedad.

El protocolo establecido por la a.z.a. para el caso de un brote de gripe aviar en un zoo incluye la delimitación de zonas de cuarentena para animales enfermos y el cierre de aviarios con acceso para el público. el objetivo es proteger a los animales del zoo, a los empleados y, por supuesto, a los visitantes.

 

Mundo de los Microbios - Episodio 25

Nuevos enfoques sobre la energía microbiana, el calentamiento global y la cadena alimenticia oceánica, combustible fabricado a partir de la soja y, para finalizar, las lecciones que nos enseñó el huracán katrina.

Nuevos enfoques sobre la energía microbiana

el mundo funciona gracias a los combustibles fósiles pero, ¿qué podemos hacer ahora que se están agotando las reservas de petróleo y gas y cuyo uso ha tenido

consecuencias en el calentamiento global? puede que la respuesta esté en los microbios. judy wall, catedrática de la universidad de missouri, afirma que los científicos están estudiando diversos procedimientos para generar energía a partir de microorganismos.

no es probable que nuestras necesidades energéticas tengan una única solución. la profesora wall cree que el futuro del suministro energético abarcará diversas opciones.

las bacterias y la levadura ya se están utilizando para producir etanol y metano a escala comercial, pero estos dos combustibles liberan dióxido de carbono, un poderoso gas de efecto invernadero. por eso otros productos microbianos tales como el hidrógeno, que puede crearse y utilizarse sin emitir co2 a la atmósfera, están empezando a ser mucho más atractivos. 

según la profesora wall, el objetivo ideal es encontrar una fuente de energía que no emita carbono.

por desgracia, los procedimientos para producir hidrógeno a partir de microbios están aún en una fase incipiente de desarrollo, pero la profesora wall confía en que las brillantes mentes científicas de nuestra época concentrarán sus esfuerzos en la producción de hidrógeno y otras fuentes de energía ecológicas.

El calentamiento global y la cadena alimenticia oceánica

si el calentamiento de la atmósfera terminase afectando a la circulación natural de las corrientes oceánicas —como predicen los científicos que ocurrirá—, ¿cuáles serían las consecuencias para el ecosistema oceánico? esta es la pregunta que se hizo un científico de la universidad estatal de oregon, y para responderla diseñó un modelo informático que simulase las condiciones de esa premisa básica. 

el fitoplancton, la biomasa flotante de plantas y animales microscópicos que es la base de toda la cadena alimenticia de la vida en los océanos, se alimenta de los nutrientes que se acumulan en lo profundo del océano. por tanto, necesita que las corrientes oceánicas circulen para que suban dichos nutrientes a la superficie.                               
el modelo desarrollado por el catedrático adjunto andreas schmittner (ahn-dray-us schmit-ner), muestra que si las corrientes se debilitan podría descender la mezcla de agua cálida y fría, lo cual, a su vez, daría lugar a una reducción del fitoplancton.

el profesor schmittner explica que si se modifica la circulación de las corrientes en los océanos se modifica en consecuencia el aporte nutritivo a la superficie, lo cual afecta a la producción de fitoplancton.

menos plancton significa menos comida para los organismos superiores de la cadena alimenticia. y con menos comida para ellos habría menos pescado en general.                               
aunque este modelo se ciñe a la circulación termohalina del atlántico, el profesor schmittner indica que cualquier disminución de esta corriente tendría un impacto mundial.

Combustible fabricado a partir de la soja

el biodiésel es renovable y por tanto supone una alternativa tentadora para el combustible fósil. y la soja podría ser el ingrediente clave.

edward rubin, del laboratorio nacional lawrence berkeley, está decodificando el genoma de la soja para conseguir que esta planta sea una fuente energética más rentable. 

el profesor rubin afirma que el estudio del código genético de este organismo proporcionará datos sobre la forma en que podríamos modificarlo, ya sea mediante cultivo o mediante ingeniería genética.

esto permitiría extraer del mismo más energía para combustible que en la soja glicina, que ya se está utilizando como fuente alimenticia.

pero hay otro método más que la microbiología podría ofrecer para aprovechar todo el potencial de la soja. 

según explica el profesor rubin, la soja crece en relación simbiótica con microbios que viven en la raíz de la planta y que proporcionan diversos nutrientes. conocer a fondo estos microbios que contribuyen al crecimiento de la soja permitirá a los investigadores diseñar métodos más eficientes para cultivarla con objeto de que se pueda utilizar su aceite para fabricar biodiésel.

el profesor rubin y otros investigadores confían en que en un futuro próximo el biocombustible será una elección ecológica y económicamente rentable.

As lecciones que nos enseñó el huracán Katrina

cuando el huracán katrina arrasó con nueva orleáns, el servicio municipal de salud quedó encargado de proteger a los ciudadanos contra la propagación de enfermedades infecciosas. dado que la ciudad estaba inundada con aguas residuales y agua estancada, había una profunda preocupación de que se produjeran brotes múltiples de diversas enfermedades.

keven stephens, director del servicio público de salud de nueva orleáns, afirma que, tras el paso del huracán, el 80% de la ciudad quedó inundada y esto aumentó sobremanera el riesgo de exposición a organismos coliformes, es decir, la e-coli y otros organismos similares presentes en las aguas de inundación.

cuando los ciudadanos comenzaron a regresar a sus hogares, el servicio de salud se concentró en prevenir enfermedades respiratorias causadas por la exposición al moho en las casas anegadas. posteriormente, los esfuerzos se dirigieron a prevenir el virus del oeste del nilo, propagado por los mosquitos que proliferaban en las aguas estancadas

el profesor stephens afirma que la inmediata puesta en marcha de programas de vigilancia y la excelente coordinación de los servicios de salud municipales, estatales y federales permitieron tener bajo control el riesgo de brotes epidémicos.

también alaba al personal altamente calificado del servicio de salud por su labor en el cuidado de la salud pública tras el paso del huracán.


 

 

Mundo de los Microbios - Episodio 24

A continuación: infecciones de la piel resistentes a los antibióticos, el bicho de las hamburguesas, prediciendo los brotes de enfermedades con satélites, y reduciendo las infecciones adquiridas en el hospital.

Infecciones de la piel resistentes a los antibióticos

Los consumidores de metanfetamina cristal tienen cinco veces más riesgo de desarrollar infecciones de la piel por estafilococos resistente a los antibióticos, que los no consumidores de metanfetamina.  Estas infecciones pueden ser peligrosas y difíciles de tratar, y se están diseminando.

El estafilococo resistente a los antibióticos o M-R-S-A (por sus siglas en inglés), puede causar infecciones serias de la piel, sangre, y pulmones.  Ocurren principalmente en los hospitales, pero en los últimos años han empezado a ocurrir en otros sitios.  Adam Cohen. de los Centros de Control y Prevención de

Enfermedades, dice que la razón probable puede ser el aumento en el abuso de la metanfetamina, particularmente en las zonas rurales del sur.    

A pesar de que no es probable que la droga en sí cause la infección, Cohen dice que el comportamiento de los consumidores de metanfetamina puede aumentar la propagación de la enfermedad.  Los consumidores de metanfetamina a menudo sienten que bichos se están arrastrando en su piel, y se rascan.

El aumento en la actividad sexual asociada con los consumidores de metanfetamina, y las condiciones de hacinamiento en las que viven, usualmente puede también llevar a la diseminación de la infección.

Pero Cohen dice que éste no es un problema sólo para los consumidores de metanfetamina, porque estas infecciones de la piel causadas por estafilococos resistentes a los antibióticos pueden causar impacto en otros miembros de sus familias y en otros miembros de la comunidad que no usan metanfetamina.

Los trabajadores de salud pública dirigirán sus esfuerzos a los consumidores de metanfetaminas, para prevenir la diseminación de estas infecciones resistentes a los antibióticos.

El bicho de las hamburguesas

Las más temidas cepas de E.coli son las famosas O157:H7.  Conocida como el bicho de las hamburguesas, hace que se enfermen más de setenta mil americanos cada día con retortijones estomacales y diarrea.  A pesar de que muchas personas se recuperan de su infección, los científicos, incluyendo a Shantini Gamage, quien trabaja en la Universidad de Cincinnati, han descubierto que en algunos casos, los efectos de la infección pueden persistir.

Gamage dice que se están dando cuenta, ahora, que las personas pueden tener complicaciones veinte años después de tener por primera vez la infección.

O157:H7 es tan virulenta porque produce una proteína llamada toxina Shiga. Las investigaciones del equipo de Gamage sugieren que las cepas normalmente inofensivas de E.coli que viven en nuestros intestinos – y nos ayudan a permanecer sanos- pueden infectarse con un virus del E.coli peligroso que produce la toxina Shiga.  Una vez infectada, la E.coli buena empieza a producir y liberar la
toxina.  Esto puede llevar, a la larga, a problemas neurológicos y del rinón.

De acuerdo a Gamage, la E.coli normal, inofensiva, puede llegar de esta manera a hacer el trabajo sucio y que aumente la cantidad de toxina que se produce.

Afortunadamente, la investigación de Gamage también muestras que algunas cepas de la E.coli buena se resisten a ser invadidas por la toxina Shiga.  Ella espera descubrir cómo estas cepas beneficiosas evitan ser infectadas, de manera que desarrollen nuevos tratamientos en el futuro para el bicho de la hamburguesa.

Prediciendo los brotes de enfermedades con satélites

En África y en la península arábiga, la fiebre de Rift Valley es una enfermedad devastadora que puede infectar a los humanos y a los animales.  El virus se transmite principalmente por los mosquitos.  Las personas están ahora trabajando en conjunto, de una forma única, para predecir y controlar esta peligrosa enfermedad.
En el este de Africa, los brotes de fiebre de Rift Valley han sido relacionados con las fuertes lluvias.  Pero es difícil medir la cantidad de lluvia que cae sobre las vastas e inaccesibles áreas.

Jean Paul Chretian, un investigador que trabaja para el sistema global de vigilancia y respuesta contra las infecciones emergentes, del Departamento de Defensa, dice que los satélites están siendo utilizados porque uno puede ver cuán verde es la vegetación en cierta área.    

Si un area permanence inusualmente verde, se considera de alto riesgo para la enfermedad.  Un pronóstico similar predijo con éxito un brote en Sudán de la fiebre amarilla, una enfermedad originada por mosquitos.  La Organización Mundial de la Salud consiguió que se enviaran más de un millón de dosis de vacuna y evitó un brote.
Chretian dice que lo que más se necesita es conexiones más cercanas entre las personas que están revisando los datos de los satélites y las personas en tierra, que trabajan en cuestiones de salud pública, quienes pueden en realidad utilizar esos datos.    

Ésta es una red de información dirigida hacia un planeta más saludable.

Reduciendo las infecciones adquiridas en el hospital.

Algunas mamás están en lo correcto: es importante lavarse las manos.  Desafortunadamente, este mensaje se puede decir más fácilmente que llevarse a cabo correctamente; en los hospitales más grandes, donde los doctores y las enfermeras tratan a más pacientes, pueden algunas veces olvidar cuán crítico el lavado de manos es.

Es por eso que Ed Mangini, un enfermero del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital de Nueva York en Queens y sus compañeros de trabajo, salieron a investigar cuán util el lavado de manos puede ser en un hospital.

Mangini dice que los trabajadores de la salud necesitan lavarse las manos y necesitan lavárselas frecuentemente.  Suena tonto tener que decirlo, pero Managini dice que si los trabajadores de la salud se lavan las manos, la cantidad de infecciones adquiridas en el hospital disminuirían dramáticamente.

El grupo de Mangini examinó cómo el uso de los guantes, las batas, las mascarillas y los cuartos privados, afectan los niveles de infección con bacterias mortales llamadas estafilococos aureus resistentes a la meticilina, o MRSA.  Encontraron que los hospitales que son estrictos en cuanto al uso de guantes y al lavado de manos, disminuyen el número de infecciones por MRSA en un sesenta por ciento en la unidad de cuidados intensivos y en un treinta por ciento en lo general.

 

 

American Society for Microbiology
2012 1752 N Street, N.W. • Washington, DC 20036-2904 • (202) 737-3600

Copyright © American Center for Microbiology 2012. All Rights Reserved.