Inscribѐse al Mundo de los Microbios

...con iTunes:

iTunes

..con Miro

Miro Video Player

...con web-based podcatchers:

ngsub1

add2netvibes

addtomyyahoo4

google-add

pageflakes

...con otra cosa:

feed-icon-12x12-orange View RSS Feed

mail-icon-16x16 Email

Obtenga más información sobre otros podcatchers:

badge_juice


Mundo de los Microbios

Sobre Mundo de los Microbios

El Mundo de los Microbios es un programa educativo que consta de podcasts semanales dirigidos a mejorar la comprension y apreciacion del rol vital que los microorganismos juegan en nuestro planeta y promover la microbiologia.

El Mundo de los Microbios produce 52 programas unicos anualmente que resaltan los procesos de descubrimiento, cambios historicos en la investigacion, asi como una variedad de carreras cientificas en la industria, academia y el gobierno.

Cada episodio de PodCast incluye segmentos con cientificos de vanguardia y es revisado por un panel de cientificos con peritaje en diferentes campos de investigacion para asegurar la confiabilidad del contenido.

Mundo de los Microbios - Episodio 57

A continuacion: consumidores de drogas por vía parenteral; un polímero bacteriano que elimina la contaminación; compitiendo para diseminar la infección; y las aflatoxinas en el alpiste.

Consumidores de drogas por vía parenteral

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o MRSA produce una infección que no responde al tratamiento antibiótico convencional. En estos momentos se está extendiendo una nueva cepa. La enfermedad se difunde rápidamente por medio de objetos personales compartidos, por ello qué mejor grupo que los adictos a drogas por vía parenteral para estudiar la evolución de esta bacteria potencialmente letal.

Un estudio epidemiológico realizado en consumidores de drogas por vía parenteral en Vancouver, British Columbia, ha demostrado que las infecciones en esta población están incrementándose, y que una nueva cepa de MRSA se está diseminando entre ellos.

Esta cepa más potente puede causar forúnculos, infecciones de la sangre y, en los casos más severos, neumonía. Y los sujetos que se administran drogas por vía parenteral en el este de Vancouver están sucumbiendo a la enfermedad. Ghada Al-Rawahi, médico de la Universidad British Columbia en Vancouver, nos informa que esta población fue estudiada en el año 2000 y de nuevo en 2006.

Al-Rawahi y sus colegas hallaron que la infección por Staphylococcus aureus generalmente había aumentado desde el veinte hasta casi el cuarenta por ciento.

Pero los consumidores de drogas de Canadá no son la única diana del MRSA. En las áreas más pobres de Chicago las infecciones por MRSA se han multiplicado por siete. Y a través de toda América, en las escuelas, las cárceles, los hospitales, los centros ambulatorios e incluso en los equipos de deportistas, el MRSA está en ascenso.

Un polímero bacteriano que elimina la contaminación

Las bacterias pueden utilizarse para eliminar deshechos tóxicos en el suelo pero cada tipo de producto químico requiere un tratamiento diferente.

Los metales tales como el cromo y el uranio son un problema especial porque a diferencia de otros compuestos químicos más complejos, no pueden ser descompuestos por las bacterias en derivados inofensivos.

Charles Turick, un investigador principal en el Laboratorio Nacional Savannah River, está trabajando en un sistema para eliminar la contaminación de metales del suelo que consiste en dejarlos en el mismo lugar donde están.

Turick asegura que no se puede hacer que los metales desaparezcan pero sí que se transformen. Los metales pueden ser modificados químicamente de tal forma que pasan de un estado soluble a uno insoluble. Si se hace esto, permanecerán en el mismo lugar pero ahora existe un posibilidad mínima de que contaminen los acuíferos y por tanto constituyen un riesgo nimio para la gente.

Turick y sus colegas están usando un gen bacteriano que fabrica una sustancia llamada melanina. Las bacterias usan la melanina para capturar los átomos metálicos y hacerlos insolubles, de tal forma que éstos permanecen en las partículas del suelo y no son lixiviados y conducidos hasta al agua de consumo humano.

Si se inserta el gen de la melanina en bacterias que crezcan bien en el suelo, se logrará que una gran población de ellas trabaje para inmovilizar los metales in  situ.

Compitiendo para diseminar la infección

Para los humanos es bastante fácil transmitirse de uno a otro infecciones tales como un resfriado o la gripe, especialmente cuando se trabaja en estrecho contacto. Sin embargo un grupo de veterinarios quedó muy sorprendido cuando descubrieron que varios caballos tenían una infección dérmica que normalmente sólo afecta a los humanos. La primera pregunta que tuvieron que contestar fue ¿Cómo se han contagiado?

Vincent Perreten, médico de la Universidad de Berne, dirigió los ensayos. Dice que examinaron a cada una de las personas que había tenido contacto con los caballos, incluidos los mozos de cuadras, el auxiliar, el veterinario y el cirujano.

Así descubrió que la cepa de la bacteria Staphyloccus aureus encontrada en las heridas de los caballos era idéntica a la encontrada en la nariz de aproximadamente uno de cada tres veterinarios y mozos de cuadradas que trabajaban en la clínica de caballos, aunque no estuvieran enfermos.

Afortunadamente se puede evitar que la enfermedad se disemine de las personas a los caballos.  

Perreten afirma que al implementar las medidas apropiadas de higiene, tales como cambiarse los guantes y lavarse las manos entre cada dos pacientes, pudieron reducir la incidencia de la infección de forma radical.

Tales medidas serían buenas no sólo para los caballos sino también para sus cuidadores.

Las aflatoxinas en el alpiste

Las aflatoxinas, potentes compuestos producidos por los hongos, pueden dar lugar a enfermedades de la sangre, cáncer y fallos hepáticos en los mamíferos y las aves, e incluso los humanos.

En la comida para las mascotas, el ganado y el alpiste se aceptan niveles bajos de esas toxinas porque el cuerpo puede eliminar pequeñas cantidades de las mismas. Sin embargo Trevor Smith, catedrático de la Universidad de Guelph en Ontario, afirma que ese margen no ésta permitido en los alimentos humanos. Dice que en dichos alimentos se controla el contenido de aflatoxinas.

Algunos alpistes a granel de baja calidad contienen altos niveles de aflatoxinas. Según Smith esto no es sorprendente ya que los hongos a menudo prosperan en los granos y en las legumbres que se almacenan de forma inadecuada. Por ello si el alimento de los pájaros se recogiera de la naturaleza protegeríamos su salud. 

Smith dice que si los pájaros consumieran una dieta mixta, lo que indudablemente debería suceder, las posibilidades de ingerir cantidades altas de aflatoxinas serían mucho menores.

Si usted tuviera un puesto de alimentación para pájaros podría ofrecerles su propia mezcla casera de semillas y granos de mayor calidad o podría al menos combinar esa mezcla con los alpistes comerciales.

Por lo menos revise su alpiste por si contiene semillas mohosas o marchitas donde se puedan estar produciendo aflatoxinas.

Direct Download: MdlM57 (.mp3 | 6.5 megs | 7 min.)

La traducción al español ha sido una gentileza de la Sociedad Española de Microbiología, www.semicro.es.

Mundo de los Microbios - Episodio 56

A continuacion: Los mal llamados “hongos mucilagenosos", Supervivencia de Helicobacter pylori en las espinacas, Un nuevo patógeno transmitido por los alimentos.

Los mal llamados “hongos mucilagenosos"

Los “hongos mucilagenosos” no son realmente hongos aunque se les llame así, ni plantas, ni bacterias ni animales. Ahora se sabe que no son verdaderos hongos porque no tienen pared celular. Un “hongo mucoso”, por tanto, es esencialmente una ameba gigante que come fagocitando su alimento. Los “hongos mucilagenosos” se alimentan de las bacterias y de materia orgánica. Cuando el alimento escasea, envían mensajes químicos a otros “hongos mucosos” y entonces se juntan para formar una gran masa gelatinosa que muestra una inteligencia primitiva.

Supervivencia de Helicobacter pylori en las espinacas

La bacteria Helicobacter pylori vive en el estómago donde puede causar gastritis, úlceras y cáncer, pero los científicos no están seguros de cómo se transmite de una persona a otra. Una vez que la bacteria se elimina al medio ambiente no se le puede observar ni detectar, ya que fuera del cuerpo entra en una fase de latencia que es difícil de hallar con métodos de cultivo convencionales. Para comprobar esto, científicos rociaron espinacas con Helicobacter pylori y luego utilizaron un método sensible para detectar su ARN. Encontraron que ésta permanecía viable en las hojas por lo menos veinticuatro horas. El gen de virulencia también continuó activo durante ese periodo de tiempo. Esta podría ser una de las formas por las que Helicobacter pylori puede transmitirse de una persona a otra.        

Un nuevo patógeno transmitido por los alimentos

El intestino humano está lleno de microorganismos pero si se está expuesto al tipo equivocado de bacteria el estómago y los intestinos podrían sufrir las consecuencias. Clostridium difficile es uno de esos patógenos. Investigadores analizaron carne de varias carnicerías de supermercados canadienses y encontraron Clostridium difficile en casi una de cada cinco piezas de carne. Esto es preocupante y es fundamental averiguar las implicaciones clínicas y el alcance de la contaminación. Aunque Clostridium difficile puede encontrarse en la carne, esto no significa necesariamente que la gente pueda enfermar al consumirla. Es necesario evaluar el impacto de los alimentos contaminados en la salud pública. El mejor consejo es seguir aplicando las normas correctas de manipulación de los alimentos cuando se trabaja con la carne cruda.

Direct Download: MdlM56 (.mp3 | 5.8 megs | 6 min.)

La traducción al español ha sido una gentileza de la Sociedad Española de Microbiología, www.semicro.es.

Mundo de los Microbios - Episodio 55

A continuacion: Algo se está pegando a sus dientes, El secuestro de los receptores nucleares, El papel de los microbios en los arrecifes coralinos sanos.

Algo se está pegando a sus dientes

Los científicos han investigado cómo la bacteria que causa la caries, llamada Streptococcus mutans, interactúa con varios tipos de material para empastar las caries. Descubrieron  que los materiales baratos permiten la formación de la placa dental más fácilmente y que el oro, el titanio y el mercurio fueron mejores a la hora de prevenir la fijación de Streptococcus mutans. Las bacterias son capaces de adherirse incluso a los mejores materiales. Por esto, el mensaje principal es que usted tiene que cepillar sus dientes y cuidarlos aunque tenga muchos empastes de oro en ellos, lo mismo que haría con el esmalte natural.

El secuestro de los receptores nucleares

Unas pequeñas moléculas pueden fijarse en los receptores del núcleo de las células, haciendo que estas sinteticen proteínas para mejorar las funciones celulares. Los científicos están modificando el núcleo de las células microbianas para que reconozcan moléculas específicas, de manera que sólo se produzcan ciertas proteínas. Se espera que esto ayude a producir pronto grandes cantidades de determinadas proteínas para su uso en tratamientos médicos. Controlando la selección genética también se puede lograr que los microorganismos produzcan ciertos compuestos. Este nuevo método también podría ayudar a los médicos a usar los receptores para diferenciar una molécula de otra, lo que les permitiría diagnosticar las infecciones con mayor prontitud. Esto también podría ser útil en terapia génica.

El papel de los microbios en los arrecifes coralinos sanos

Parece que hay un balance crítico entre dos tipos básicos de comunidades microbianas que viven en el interior y alrededor de los arrecifes coralinos sanos. En el agua aproximadamente la mitad de los organismos son autotróficos y la otra mitad son heterótrofos. Esta misma proporción también se encuentra en los corales. Pero en cuanto los humanos entran en escena, alteran el balance microbiano del que depende el arrecife coralino, causando su degradación. A medida que el arrecife se degrada, el número de bacterias patógenas aumenta. Esto parece conducir a las enfermedades del coral y al declive de los arrecifes. Se espera que con la mejor comprensión de la dinámica de los arrecifes coralinos, se puedan salvar los que aún permanecen sanos.

Direct Download: MdlM55 (.mp3 | 4.8 megs | 5 min.)

La traducción al español ha sido una gentileza de la Sociedad Española de Microbiología, www.semicro.es.

Mundo de los Microbios - Episodio 54

A continuacion: La diversidad es clave para la cooperación, El daño del tabaquismo pasivo, Un enemigo persistente, Un nuevo camino hacia la resistencia.

La diversidad es clave para la cooperación

Existe una cepa bacteriana que produce un polímero pegajoso llamado matriz extracelular que les permite flotar juntas, agrupadas en una biopelícula. Dentro de esta, hay cooperadores, que son las bacterias que forman el biopelícula y tramposas que son las que no producen la matriz extracelular, pero se benefician de estar en esta. Los científicos han descubierto que estas comunidades bacterianas pueden mantener a estos tramposos a raya mediante la diversificación. Cuando las bacterias de una forma natural se dividían en grupos con distintas adaptaciones para utilizar diferentes nutrientes, había menos tramposos aprovechándose de los recursos.

El daño del tabaquismo pasivo

El humo del tabaco causa cada año miles de muertes entre los no fumadores, pero este no es el único factor de riesgo: los fumadores tienden a tener más bacterias dañinas en su tracto respiratorio, con el consiguiente peligro de infectar a los que tienen alrededor con microbios que causan enfermedades, siendo los niños los más vulnerables. En un estudio se encontró que los hijos de los fumadores tenían más bacterias potencialmente nocivas que los niños de los no fumadores. Esto podría dar a los padres fumadores otra razón para dejar de fumar.

Un enemigo persistente

La tuberculosis infecta a alrededor de un tercio de la población mundial. Existe una forma de tuberculosis llamada latente y las personas que la padecen no muestran síntomas aunque tienen la bacteria. Los antibióticos son eficaces contra muchos casos de tuberculosis activa, pero cuando una persona padece de tuberculosis latente, permanece infectado de por vida. Algunos medicamentos pueden convertir la forma activa en latente si no se emplean bien. Se ha creado un modelo de ratón con infección latente que permite probar la efectividad de los fármacos. El objetivo es impedir que los estados latentes, no infecciosos, de la enfermedad retornen a la peligrosa forma activa.

Un nuevo camino hacia la resistencia

Las bacterias han ideado muchas formas de resistencia a los antibióticos. Un compuesto sintético llamado Linezolid se fabricó para tratar infecciones de la piel producidas por Staphylococcus aureus y se creía que este evitaría los inconvenientes de muchos fármacos a base de antibióticos naturales porque era sintético. Por desgracia, las bacterias han terminado por desarrollar también resistencia al Linezolid, gracias a un nuevo gen bacteriano que hace que los ribosomas alteren su morfología y se bloquean los efectos del Linezolid. Los científicos están investigando la procedencia de este nuevo gen.

Direct Download: MdlM54 (.mp3 | 6.1 megs | 6.5 min.)

La traducción al español ha sido una gentileza de la Sociedad Española de Microbiología, www.semicro.es.

Mundo de los Microbios - Episodio 53

A continuacion: Piel artificial en la lucha contra la infección, ratones como quimeras humanas, y virus transmitidos por artrópodos.

Piel artificial en la lucha contra la infección

Las víctimas con quemaduras graves que precisan   de injertos de piel están expuestas a infecciones mortales. Sin embargo los investigadores que estudian el problema de las quemaduras han encontrado, mediante técnicas de ingeniería genética, la manera de conferir a las células de la piel mayor resistencia contra las infecciones bacterianas que la que tienen las células normales. El elemento clave es una proteína llamada defensina beta-cuatro humana. Esta proteína no se encuentra normalmente en la piel pero es una parte del sistema inmunitario humano.

El tratamiento estándar en pacientes con quemaduras es hacer injertos de piel tomada de un área intacta del propio cuerpo. Cuando los pacientes han sufrido quemaduras terribles, hay que cultivar piel a partir de células de cualquier pequeña parte no afectada que exista. Pero se requiere tiempo hasta que las células se desarrollen y puedan ser injertadas en el paciente. Mientras tanto, esos pacientes están expuestos a infecciones que pueden ser mortales.

Para hallar una forma de reducir dichas infecciones se ha aislado un gen que codifica una proteína llamada defensina beta 4 humana, o (abreviado de la denominación inglesa) H-B-D-4.

Dorothy Supp, investigadora del Hospital Infantil Shriners de Cincinnati, dice que cuando las células epiteliales normales tratadas con H-B-D-4 se exponen a la acción de microbios que provocan infecciones comunes, esas células alteradas genéticamente luchan mejor contra la infección.

Supp explica que están considerando este resultado como prueba de una alternativa en el control de la infección que podría reducir la dependencia de productos antimicrobianos tópicos.

Ratones como quimeras humanas

En la mitología griega una quimera es un monstruo femenino que respira fuego y tiene cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente, pero los ratones de un laboratorio de Dallas también son quimeras ─ ratones implantados con tejidos humanos y con células sanguíneas humanas. Puede que no sean Mighty Mouse (Super Ratón), pero su sistema inmune responde a las infecciones como lo hace el de los humanos y esto los convierte en modelos ideales para el estudio de las enfermedades infecciosas.

Victor García-Martínez, catedrático de la Universidad del Centro Médico del Sudoeste de Texas en Dallas, afirma que los ratones ofrecen a los científicos la posibilidad de probar nuevas vacunas, nuevos fármacos y nuevos inhibidores de la transmisión de los virus.

Los ratones normales no son sensibles a virus humanos, tales como el VIH y el virus de Epstein Barr, pero los colegas de García-Martínez en Tejas y en la Universidad de Minnesota han desarrollado los primeros ratones de laboratorio con un conjunto completo de células inmunitarias humanas.

Estas quimeras de ratón-hombre producen en abundancia células T (que luchan contra la infección) en respuesta a virus específicos de humanos, de la misma forma que lo hace el sistema inmunitario de los seres humanos.

Para crear semejante ratón los investigadores implantan células T de tejido humano y células madre sanguíneas en ratones inmunodeficientes, que no pueden rechazarlas. El resultado es un modelo vivo con el que podemos buscar tratamientos para toda clase de patógenos de humanos, desde el VIH hasta el del carbunco.

Virus transmitidos por artrópodos

Los artrópodos son lo que mucha gente llama “bichos” o “insectos” y pueden transportar algunos patógenos bastante virulentos, tales como los virus responsables de la fiebre amarilla, del dengue, y de la encefalitis japonesa. Hoy en día las enfermedades transmitidas por artrópodos se expanden rápidamente, llevando nuevos casos a lugares que antes estaban a salvo.

El virus del oeste del Nilo es un ejemplo claro de la forma en que los virus transmitidos por artrópodos se están desplazando a nuevos territorios. Diane Griffin, catedrática de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, afirma que el virus del oeste del Nilo atravesó el Atlántico y aterrizó en la ciudad de Nueva York.

Griffin subraya que lo que más sorprendió a todo el mundo fue la rapidez con que se extendió a través del continente. El virus fue introducido en 1999, y en 2004 había alcanzado la costa del Pacífico. Actualmente se está expandiendo por Canadá y América del Sur.

En opinión de Griffin, los virus transmitidos por artrópodos, como el del oeste del Nilo, están proliferando en nuevos lugares en parte porque los mosquitos y otros insectos pueden viajar fácilmente como polizones en aviones y barcos. En otros casos, los cambios en el uso de la tierra han abierto nuevas localizaciones donde los artrópodos pueden vivir y adonde han traído los virus y enfermedades que transportan con ellos.

Direct Download: MdlM53 (.mp3 | 5.4 megs | 6 min.)

La traducción al español ha sido una gentileza de la Sociedad Española de Microbiología, www.semicro.es.

American Society for Microbiology
2012 1752 N Street, N.W. • Washington, DC 20036-2904 • (202) 737-3600

Copyright © American Center for Microbiology 2012. All Rights Reserved.