Inscribѐse al Mundo de los Microbios

...con iTunes:

iTunes

..con Miro

Miro Video Player

...con web-based podcatchers:

ngsub1

add2netvibes

addtomyyahoo4

google-add

pageflakes

...con otra cosa:

feed-icon-12x12-orange View RSS Feed

mail-icon-16x16 Email

Obtenga más información sobre otros podcatchers:

badge_juice


Mundo de los Microbios - Episode 38



Pepitas de uva antibacterianas

¿Que te queda tras haber elaborado una remesa de vino? Bueno, en primer lugar tienes una gran cantidad de desechos, incluyendo montones de pulpa y semillas. Pero los recientes hallazgos en la ciencia de los alimentos permiten convertir estos desechos del vino en un producto valioso.

mundodelosmicrobiosweblogoLiangli Yu, un profesor de la Universidad de Maryland, en busca de nuevos conservantes de alimentos realizó un experimento con desechos de vino y la bacteria Escherichia coli. Los desechos del vino inhibían el crecimiento bacteriano, deteniendo a E. coli. Yu dice que la harina obtenida de las pepitas de las uvas está siendo ensayada como conservante de alimentos y, sorprendentemente, el producto final no sabe nada mal.

Yu afirma que los productos de desecho de la producción de vino no sólo son buenos conservantes sino que también podrían tener efectos beneficiosos para la salud. Estos residuos contienen cantidades significativas de antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el cáncer y algunas dolencias cardiacas. Otras pruebas han demostrado que los restos de elaboración del vino pueden inhibir el crecimiento de células tumorales de colon.

Yu cree que en el futuro las pepitas de la uva podrán molerse como harina e incluirse como un conservante natural y barato en algunos de nuestros alimentos favoritos.

microbios buenos y microbios malos

La cepa de E. coli más temida es la infame O157:H7 conocida como microbio de la hamburguesa. Esta bacteria es responsable de que 70.000 americanos enfermen cada año con síntomas de diarrea y calambres abdominales. Aunque la mayoría de los enfermos se recuperan de la infección, una serie de científicos, incluida Shantina Gamage, de la Universidad de Cincinnati, han descubierto que en algunos casos los efectos de la infección pueden persistir.

Gamage declara que están comprobando que hay personas que pueden sufrir complicaciones hasta veinte años después de que tuvieran la primera infección.

La cepa O157:H7 es tan virulenta porque libera una proteína llamada toxina shiga. El equipo de trabajo de Gamage sugiere que las cepas de E. coli normalmente inofensivas que viven en nuestro intestino y nos ayudan a estar sanos pueden ser infectadas por un virus de E. coli que elabora toxina shiga. Una vez infectadas, las cepas buenas de E.coli producen y liberan en el cuerpo la toxina que puede causar posteriores problemas neurológicos y renales.

Lo que Gamage dice básicamente es que la cepa mala de E. coli consigue que la cepa buena haga el trabajo sucio y produzca su toxina.

Por suerte, las investigaciones de Gamage también demuestran que algunas cepas del E. coli bueno resisten la infección por el virus y no producen  la toxina shiga. Él espera descubrir como estas cepas beneficiosas impiden la infección vírica al objeto de desarrollar en el futuro nuevos tratamientos contra las infecciones del microbio de la hamburguesa.

carlwinterMicrobios con música de rock

Un científico ha encontrado que la música es el medio perfecto para difundir las recomendaciones relacionadas con la seguridad de los alimentos. En otras palabras, en cuanto a la educación sobre la seguridad de los alimentos se refieres, Carl pulsa las notas clave.

Así suena Carl Winter. No se preocupen. Carl no va a abandonar su trabajo diario como profesor y director del programa de seguridad alimentaria en la Universidad de California-Davis. Pero sus parodias de canciones pop con tema de seguridad en los alimentos han tenido un gran éxito en muy diversos tipos de audiencias. Se le ha apodado el Elvis de E. coli y el Sinatra de Salmonella.

Winter dice que una de sus canciones más populares es una parodia de los Beatles “I wanna hold your hand´ (Quiero cogerte de la mano) que el llama “You´d better wash your hands” (Deberías lavarte las manos). La canción trata de como necesitas usar el jabón y el agua para lavarte las manos durante veinte segundos. Es algo que funciona con todos los grupos de edad, dice Winter: mucha gente conoce a los Beatles de manera que resulta fácil para ellos entender el significado de la canción.

Winter ha actuado para la Asociación Americana de Profesores de Biología y muchas otras organizaciones científicas. Pero es particularmente feliz actuando en celebraciones de boda y bah-mitzvah donde hay montones de alimentos que se comen con las manos.

El ABC de lo invisible

Se trata de un libro nuevo escrito por Rodney Anderson, profesor de la Universidad Northern de Ohio, que invita a los niños a explorar un mundo que no pueden ver y del que es probable que no conozcan casi nada: el fascinante mundo de los microbios. No es el libro alfabético del tipo de “P de pájaro”. En el ABC de lo invisible los sujetos de los que se habla se parecen a las letras del alfabeto aunque no sean así la mayoría de los microbios. Anderson tuvo que examinar miles de organismos para elegir entre ellos los veintiseis parecidos a las letras -A-B-C.

Sus brillantes colores y formas se exhiben de modo espectacular mediante fotografías microscópicas -retratos de bacterias, virus y otros habitantes del reino invisible tomados con un equipo especializado.

Anderson dice que los microbios que causan enfermedades son una parte pequeña del mundo microbiano -menos del uno por ciento- por lo que decidió dedicar su atención a los microbios buenos, aquellos sin los que no existiría la vida- los que producen oxígeno, reciclan los nutrientes del suelo y nos ayudan a permanecer sanos manteniendo alejados de nosotros a los microbios malos.

Anderson explica que pensó que era importante que los niños en concreto comprendieran que el mundo microbiano es algo beneficioso.

Para más información acudir a la red a: The invisible A-B-C’s.org.

Direct Download: MdlM38 (.mp3 | 6.5 megs | 7 min.)

La traducción al español ha sido una gentileza de la Sociedad Española de Microbiología, www.semicro.es.

 

Comments (0)

Collections (0)

American Society for Microbiology
2012 1752 N Street, N.W. • Washington, DC 20036-2904 • (202) 737-3600
American Society For Microbiology © 2014   |   Privacy Policy   |   Terms of Use