MicrobeWorld App

appsquarebannerad200x200

Microbes After Hours

WaterSupplyYouTubeFrame

Click for more "Microbes After Hours" videos

Join MicrobeWorld

Subscribe via Email

subscribe

Featured Image

Featured Video

Ebola Virus explained

Supporters

ASM House 200X200

Mundo de los Microbios - Episodio 27

Unable to embed Rapid1Pixelout audio player. Please double check that:  1)You have the latest version of Adobe Flash Player.  2)This web page does not have any fatal Javascript errors.  3)The audio-player.js file of Rapid1Pixelout has been included.

Los temas que vamos a tratar esta semana son:  atracción electrostática, controlar el poder de los virus, combustible de chocolate e insectos que se automedican.

Atracción electrostática

Ciertos tipos de bacterias son capaces de reunirse y actuar como un organismo multicelular utilizando una comunicación célula a célula denominada percepción de quórum. Algunos de los patógenos más virulentos utilizan la percepción de quórum para coordinar ataques al cuerpo humano formando biopelículas gruesas e

impenetrables. Kevin Eboigbodin (uh-boyg-buh-din), de la universidad de sheffield en reino unido, está interesado en averiguar cómo las bacterias que se agrupan consiguen unir sus células.

El profesor eboigbodin dice que si pudiese comprender cómo interactúan las células podría controlarlas en lo que se refiere a la formación de biopelículas, en la prevención de enfermedades y para su uso en diversas aplicaciones biotecnológicas.

Eboigbodin cree que la percepción de quórum se inicia con cambios en la carga electrostática de la superficie de la célula de una bacteria. Para comprobar esta idea utilizó dos cepas de bacterias prácticamente idénticas, una que utiliza percepción de quórum y otra que no, y estudió sus interacciones. descubrió que la cepa que utiliza percepción de quórum alteró la carga de la superficie de sus células, un descubrimiento que podría explicar cómo las bacterias se extienden y literalmente se tocan entre sí para formar biopelículas.

Controlar el poder de los virus

Si ha sufrido usted un resfriado común ya sabe lo que es el poder de un virus. Se infiltran en las células, les inyectan adn y se reproducen. Ahora los investigadores del mit han descubierto un método para que estos malvados sean útiles... como biobacterías naturales.                        

Para angela belcher, investigadora del equipo del mit, el objetivo de la investigación es aprovechar los procesos evolutivos naturales que poseen los organismos para utilizarlos en la fabricación de materiales de gran importancia tecnológica.    

La profesora belcher afirma que manipulando el adn de un bacteriófago -un virus que solo infecta a las bacterias- pueden codificarlo de forma específica para que absorban óxido de cobalto y oro, materiales necesarios para construir un electrodo de batería.

Una vez codificado, el bacteriófago se ensambla de forma natural con un diminuto alambre de electrodo, un ánodo de batería muy delgado, pequeño y flexible. Combinado con un cátodo forma una batería que puede utilizarse para ordenadores portátiles, cámaras y otros aparatos electrónicos. y es, además, más beneficioso para el medio ambiente.

Combustible de chocolate

Para algunas personas poder alimentarse sólo con chocolate sería un sueño, pero para algunos microbios ese sueño ya se ha hecho realidad. Investigadores de la universidad de birmingham en reino unido han decidido aprovechar su proximidad a una fábrica de chocolate cadbury y pedir que les lleven al laboratorio los residuos del chocolate.  

El microbiólogo david penfold explica el proceso: las bacterias que son cepas no patógenas de e. coli son alimentadas con chocolate en entornos sin oxígeno; en esas condiciones consumen chocolate y producen una serie de ácidos que dan lugar a condiciones hostiles. Para solucionar este problema convierten algunos de los ácidos en gas de hidrógeno, el cual atraviesa una pila de combustible que convierte ese hidrógeno en electricidad. esta electricidad puede ser utilizada para hacer funcionar dispositivos diversos.    

El doctor penfold y su colega lynne macaskie conectaron la electricidad generada por el hidrógeno de las bacterias a un pequeño ventilador. mientras les duró el alijo de chocolate, los microbios produjeron energía suficiente para hacer funcionar el ventilador.

La doctora macaskie afirma que no cree que existan suficientes residuos de chocolate para solucionar los problemas energéticos del planeta, pero es un comienzo en la dirección adecuada.                              

Y añade que otros tipos de residuos, como los que se suelen echar en la pila de compost, también podrían generar energía.

Insectos que se automedican

Cuando las personas piensan que han cogido un resfriado un plato caliente de sopa o un poco de ginger ale puede devolverles la vitalidad. estos alimentos tienen un efecto calmante y proporcionan la energía necesaria para combatir las infecciones. Una reciente investigación ha demostrado que los insectos también recurren a ciertos alimentos reconstituyentes cuando están enfermos.

Los insectos encuentran a diario virus, bacterias, hongos y otros patógenos causantes de enfermedades. Para mantenerse sanos necesitan energía y eso requiere una dieta nutritiva. Los investigadores se preguntaron si el tipo de comida que come un insecto determina el nivel de éxito con el que pueden enfrentarse a patógenos potenciales. Un equipo a cargo de kwang pum lee de la universidad nacional de seúl en corea decidió comprobar si las orugas cambiaban sus hábitos alimentarios cuando enfermaban.                                   

El grupo del profesor lee infectó orugas con un virus y después las dejó escoger los alimentos que iban a comer. Los investigadores descubrieron que las orugas que sufrieron una infección cambiaron una dieta equilibrada a otra alta en proteínas. Otros experimentos demostraron que consumir elevadas cantidades de proteínas reforzaba el sistema inmunitario, lo que indica que las orugas saben como automedicarse.

 

Comments (0)

Collections (0)

American Society for Microbiology
2012 1752 N Street, N.W. • Washington, DC 20036-2904 • (202) 737-3600
American Society For Microbiology © 2014   |   Privacy Policy   |   Terms of Use