MicrobeWorld App

appsquarebannerad200x200

Join MicrobeWorld

Subscribe via Email

subscribe

Microbes After Hours

MW-Site-Banner-200x200

Click for more "Microbes After Hours" videos

Featured Image

Featured Video

Crowdsourced Microbes Heading to Station

Supporters

ASM House 200X200

Mundo de los Microbios - Episodio 31

A continuacion: enfermedad periodóntales, VIH-2, H. pylori en agua potable y microbios en un avión.

Enfermedad periodóntales

Se ha dicho que “el camino al corazón de un hombre es a través de su estómago”, pero los científicos han descubierto que, para las bacterias, el camino al corazón es, en realidad, a través de la boca. Según Ann Progulske Fox, una investigadora de la “Universtiy of Florida”, la evidencia de una conexión entre enfermedades

periodóntales y cardiovasculares va en aumento.

Progulske Fox dice que es casi dos veces más probable el haber sido admitido a un hospital, o incluso haber muerto por una enfermedad cardiovascular, si uno tiene enfermedades periodóntal.

Las bacterias responsables de las enfermedades periodóntales, según Progulske Fox, pueden invadir el torrente sanguíneo a través de fisuras en las encías. Estas bacterias pueden infectar las paredes de los vasos sanguíneos, provocando la acumulación de placa arterial, lo que llevaría a ataques al corazón o infartos. Progulske Fox dice que la gente no debería descuidar su salud bucal. Progulske Fox enfatiza, no debería tomar sus dientes a la ligera, su boca está conectada al resto de su cuerpo. Una buena higiene bucal, incluyendo el uso de hilo dental, de hecho, contribuye al estado general de salud de una persona, especialmente en relación a enfermedades cardiovasculares.

VIH-2

Cuando alguien menciona VIH, probablemente se esté refiriendo al VIH-uno. Pero otra forma del retrovirus, conocida como VIH-dos, supone un reto algo distinto para los médicos.

VIH-dos ocurre casi exclusivamente en África Occidental. Aunque la propagación de la enfermedad es más lenta que para VIH-uno, VIH-dos igualmente daña el sistema inmune y finalmente conduce al SIDA. Mientras que algunas de las drogas usadas para tratar VIH-uno también son efectivas contra VIH-dos, la mayoría no lo son.

La investigadora Berta Rodes del Hospital Carlos en Madrid, España, forma parte de un equipo que estudia mejores formas de combatir VIH-dos.

Rodes dice que existe la necesidad de desarrollar fármacos específicos para VIH-dos, pero como hay tan pocos casos en el mundo, es improbable que las compañías farmaceúticas estén dispuestas a gastar grandes sumas de dinero para desarrollar estas drogas. Rodes cree que una mejor idea sería intentar desarrollar drogas para VIH-uno, que sean más flexibles y por lo tanto puedan ser usadas también para VIH-dos.

El empleo de fármacos específicos para tratar VIH-dos hará que los pacientes mantengan en su cuerpo los niveles del virus bajo, y puedan vivir vidas más largas y plenas.

Pylori en agua potable

Investigadores de la Universidad Estatal de Montana en Bozen, descubrieron que el patógeno H. pylori (heel-ih-coh-BAK-tor pie-LOR-ee) estaba presente en el 20% de las muestras de agua potable y en el 30% de muestras de biofilmes procedentes de una Reserva de Indios Americanos cercana. Sin embargo, no había señales del microbio en muestras control tomadas fuera de la Reserva.

Si bien nadie sabe si H. pylori de hecho se transmite a través del sistema de agua potable, el profesor de Microbiología Tim Ford dice que la presencia de la bacteria constituye una señal de alerta.

Según Ford, la exposición a este organismo constituye un problema de salud importante. H. pylori puede causar úlceras y podría desencadenar cáncer de estómago.

Sin embargo, no siempre causa enfermedad. Anticuerpos en muestras de sangre aparecen en un alto porcentaje de personas que han sido expuestas al patógeno. En cualquier caso, no está claro si el H. pylori en las muestras de agua de la Reserva supone un riesgo o no.

Ford dice que uno debe asumir que si un organismo en particular está presente en el suministro de agua, es algo que debe ser examinado.

El paso siguiente, según Ford, es tratar de determinar si el agua potable es una vía importante para la exposición a H. pylori, y si las personas que beben este agua contaminada con el patógeno se están enfermando.

Microbios en un avión

Un hongo “viajero frecuente” encontrado en los tanques de combustible de un avión Boeing MD ochenta ha causado lecturas falsas en los medidores de combustible de la cabina. Hace algunos años, oficiales de American Airlines se pusieron en alerta cuando una serie de lecturas incorrectas llegó a las noticias. El culpable resultó ser un microorganismo traga-combustible que seguramente se disemina por el agua que llega a los tanques.

Siempre hay algo de agua en los tanques de combustible. Y donde hay agua, con frecuencia se encontrarán microbios. Los tanques de combustible de los aviones no son la excepción. Cuando los pilotos a bordo del Boeing MD ochenta informaron de lecturas incorrectas de combustible, unos microbios fastidiosos se encontraron entre los primeros sospechosos.

R. David Johnson, el capitán de la flota que maneja políticas y procedimientos para los trescientos cincuenta y cuatro aviones Boeing MD ochenta de American Airlines, dice que es algo relativamente común y que ha ocurrido en diferentes transportes aereos. Ha ocurrido en aviones privados y también en aviones militares.

La aerolínea tiene una política de tolerancia cero para errores. Los microbios afectan las sondas que informan a los pilotos cuánto combustible hay en el avión. Las lecturas pueden estar hacia arriba o hacia abajo. Para Johnson, la solución es sencilla: aniquilación total.

El agua es bombeada de los tanques contaminados, los cuales son luego tratados con un biocida que mata los microbios.

 

Comments (0)

Collections (0)

American Society for Microbiology
2012 1752 N Street, N.W. • Washington, DC 20036-2904 • (202) 737-3600
American Society For Microbiology © 2014   |   Privacy Policy   |   Terms of Use