MicrobeWorld App

appsquarebannerad200x200

ASM Fellowships

Fellowship

Microbes After Hours

Watter-Supply-200x200-Banner

Click for more "Microbes After Hours" videos

Join MicrobeWorld

Subscribe via Email

subscribe

Featured Image

Featured Video

Ebola Virus explained

Supporters

ASM House 200X200

Mundo de los Microbios - Episodio 30

Unable to embed Rapid1Pixelout audio player. Please double check that:  1)You have the latest version of Adobe Flash Player.  2)This web page does not have any fatal Javascript errors.  3)The audio-player.js file of Rapid1Pixelout has been included.

A continuación: las bacterias y las esponjas marinas, tempeh en el salón de clases, fagos al rescate y microbios volcánicos.

Las bacterias y las esponjas marinas

Russell Hill, un profesor asociado en el Instituto de Biotecnología de la Universidad de Maryland    dice que una gran selección de bacterias viven en relaciones co-dependientes con esponjas marinas.                

Hill dice que muchos de los simbiontes que encontramos en las esponjas son bacterias que, hasta ahora, sólo se han encontrado en las esponjas y no se han encontrado en ningún otro lugar.

A pesar de que la relación exacta entre los dos

no es clara, los científicos creen que los simbiontes, los cuales pueden hacer hasta el cincuenta por ciento del peso de la esponja, juegan un papel importante en la salud del huésped.  Algunas bacterias de las esponjas producen compuestos que parecen proteger a las esponjas tanto de organismos causantes de enfermedades como de organismos predadores.

Los investigadores están usando actualmente técnicas moleculares para investigar la diversidad de las bacterias en las esponjas y están tratando de cultivar las bacterias independientemente en el laboratorio.  Ha sido un gran reto.

De acuerdo a Hill, somos afortunados si podemos crecer uno o dos o tres por ciento de las bacterias que sabemos están presentes en las esponjas.

Lo que hace esta investigación tan convincente son los bio-compuestos que estas bacterias de las esponjas producen, ya que pueden demostrar ser una fuente importante para nuevos medicamentos anti-virales, contra el cáncer y antibacterianos.

 

Tempeh en el salón de clases

Tempeh, un alimento básico en Indonesia por más de dos mil años, es un producto de soya fermentado.  Hoy en día, los estudiantes que están tomando los cursos de introducción a la microbiología en la Universidad Thompson Rivers en Columbia Británica, fabrican tempeh en el laboratorio.  De acuerdo al profesor asistente Naowarat Cheeptham, es un ejercicio diseñado para demostrar la importancia de los microorganismos en  la producción de alimentos.

Cheeptham dice que el microorganismo que ellos usan para hacer este producto es en realidad un hongo.  Es un hongo filamentoso llamado Rhizopus oligosporous.


Para empezar, los estudiantes parten, le quitan la cáscara y cocinan los frijoles de soya.  Cuando alcanzan cierta temperatura,  ellos inoculan los frijoles de soya con esporas del hongo.  Dos días después, el resultado final es tempeh, una masa firme de frijol de soya.  Los estudiantes tienen la oportunidad de comparar la apariencia y la textura del tempeh que han producido con un producto comercial.

Mientras que los estudiantes mojan el tempeh marinado y frito en una salsa agridulce, ellos aprenden acerca de los beneficios deliciosos que los microbios traen a la producción de alimentos y se les presenta un manjar que por mucho tiempo ha sido una fuente de proteínas en la dieta asiática.

Fagos al rescate

Cuando los antibióticos fueron descubiertos en los años mil novecientos veinte, muchos científicos pensaron que el mundo vería el fin de las enfermedades infecciosas.  Pero las bacterias no fueron conquistadas muy fácilmente, mutando hacia nuevas cepas resistentes al tratamiento con antibióticos.  Hoy día, los científicos están buscando nuevas estrategias para erradicar los microbios patógenos.  Vincent Fischetti, un profesor de la Universidad Rockefeller está estudiando los bacteriófagos, virus que sólo infectan bacterias, a menudo llamados fagos.


Fischetti dice que diez o veinte años atrás estos métodos alternativos no podrían siquiera ser considerados pero debido al problema de la resistencia fue necesario mirar hacia otros métodos para matar las bacterias y esto es por qué las personas están ahora mirando hacia los fagos.

Muchos investigadores actualmente usan los fagos para apuntar y matar los microbios perjudiciales tanto en el área de la salud como en la agricultura.  Pero aún así este método puede encontrar obstáculos.

Fischetti cree que el problema con la terapia de fagos es que las bacterias se hacen resistentes a ciertos bacteriófagos. Entonces es necesario hacer un coctel de fagos para poder matar un solo microorganismo.

Tratando un enfoque diferente, Fischetti aislo una enzima de un fago que mata las bacterias haciendo huecos en sus paredes celulares.  Al usar la enzima sola, Fischetti espera evadir el problema de la resistencia del todo al llevar a cabo un sigiloso ataque sobre las bacterias mortales.

Microbios volcánicos

El monte Kilauea en Hawaii vuelve a emanar vapor de vez en cuando, haciendo que los animales huyan y que las plantas se mueran.  Pero qué ocurre con los microbios?  La respuesta a esa pregunta podría ayudar a los científicos a comprender cómo podría existir vida en planetas remotos.

Vicente Gómez-Alvarez es un estudiante de post grado en la Universidad de Massachusetts. Dice que cuando surge un nuevo respiradero volcánico muchos de los microorganismos del suelo mueren, pero otros microbios, llamados extremófilos, eventualmente ocupan su lugar.

Los extremófilos prosperan en ambientes donde otros microbios no pueden vivir.  Los científicos los consideran buenos modelos a los que se parecerían los seres extraterrestres, debido a que las temperaturas, los gases y las concentraciones de nutrientes en planetas lejanos son muy diferentes a lo que consideramos “normal”.

Y los extremófilos pueden también ser organismos valiosos para la investigación científica.  Ellos tienen acciones metabólicas poco usuales y pueden procesar sustancias en formas únicas-capacidades que pueden ser útiles en la fabricación de medicamentos y otros químicos.

Gomez-Alvarez opina que los extremófilos encontrados en los respiraderos de vapor de Kilauea podrían un día proporcionar enzimas estables para utilizar en aplicaciones de altas temperaturas como la producción industrial de combustible.

El también dice que los marcianos extraterrestres no habrían tenido tiempo para evolucionar en organismos multicelulares.  Así que si ellos existieron alguna vez, los marcianos probablemente fueron microbios.

 

Comments (0)

Collections (0)

American Society for Microbiology
2012 1752 N Street, N.W. • Washington, DC 20036-2904 • (202) 737-3600
American Society For Microbiology © 2014   |   Privacy Policy   |   Terms of Use